Fundación Marfan Colombia

"Unidos de corazón para sensibilizar al mundo"

UN TEJIDO CONECTADO A TU HISTORIA

Publicado el por en Blog

4.5 ( 1 rating )

Cuando escuchas hablar del Tejido Conectivo, tal vez relaciones algunas partes de tu cuerpo y las conexiones que pueden existir entre ellas, piernas, brazos, estómago, cabeza, entre otras, pero más allá de esto, es poco lo que puedas determinar o decir de ello.

De una manera muy simple, el Tejido Conectivo es aquel que une o sujeta, los órganos y estructuras de tu cuerpo, haciendo que estas puedan tener una relación directa entre ellos, cumpliendo la función de soporte entre las diferentes células, algo así como un adhesivo o pegamento que fortalece y asegura esa unión.

En nuestro caso particular, es este tejido quien se ve afectado a causa de nuestro síndrome, a su vez, alterando los pulmones, esqueleto, vasos sanguíneos, corazón, ojos y algunas otras partes del cuerpo, aumentando de forma poco común algunas o muchas partes que lo componen.

En algún momento de tu vida te preguntaste ¿Por qué soy tan alto/a? ¿Por qué soy tan delgado/a? o en circunstancias aún más incómodas, quienes te rodeaban te molestaban por esto… pues la respuesta a los interrogantes y la razón de dichas molestias, eran debido a ello y a la influencia del Tejido Conectivo en tu organismo.

Nuestro cuerpo por así decirlo, es “algo inestable” de tal modo que el crecimiento en nuestros órganos está un poco descontrolado, a diferencia de otros que no tienen esta característica. Es por ello que en muchos casos se sufre de mal formaciones y problemas que requieren la realización de intervenciones quirúrgicas o cuidados bastante rigurosos para evitar tener problemas mayores que produzcan perjuicios considerables.

Pero tal vez hay otra cara que pocos se atreven a tener en cuenta o quizás, se considera cuando la percepción que se logra tener de las cosas y del Marfan mismo, abarca pensamientos de adaptación, positivismo y de convivencia mutua con esta patología; y es la de los beneficios, que aunque parecieran pocos, pueden derivarse de ello, si se aprende a vivir y a convivir de manera positiva y adecuada con él.

Beneficios que aunque para algunos no sean relevantes, te pueden hacer sobresalir frente a los demás. ¿Eres alto/a? seguramente podrás ser de utilidad para muchas personas en muchos casos particulares o parecer más atractivo/a a los ojos de muchos, pues es bien sabido por todos, que muchas veces a las mujeres les encantan los hombres de mayor estatura, o en el caso de las mujeres, seguramente pueden ser la envidia de aquellas que buscan adelgazar y no lo consiguen.

En los deportes “si puedes practicarlos con prudencia” ten la certeza que siempre serás escogido/a y en la mayoría de los casos a pesar de tus afectaciones, sobresaldrás por ser uno de los mejores, ya que en deportes como voleibol, baloncesto o natación (los más comunes para personas con Marfan), tu fisionomía, largas extremidades y habilidad, marcaran la diferencia frente a los demás.

O que tal si te apasiona la música y te gusta tocar algún instrumento, como la guitarra o el piano, tus dedos arácnidos, serán una gran ventaja y facilitarán el dominio de estos instrumentos, tan sólo por mencionar un par de ellos.

Como estos, tal vez existan muchos más ejemplos, sin tener en cuenta nuestro lado cognitivo, tan sólo pensando en los beneficios físicos que podemos obtener de ello, pues nuestra mente y pensamientos van ligados a nuestras capacidades, habilidades y destrezas, ya sean que estas se desarrollen a través de nuestros tejidos, cuerpos o mentes, lo importante es saber y comprender, que cada uno de nosotros es el propio artífice de su historia, cada quien decide si ve en el Marfan todas sus complicaciones o sus ventajas y el provecho o no que muy a pesar de todas las dificultades puede sacar de él.

Y tú ¿Cómo Tejes tu historia?